Mater Salvatoris se caracteriza por dos valores esenciales: experiencia e innovación.

  • Más de 50 años de experiencia en la formación de niñas y jóvenes, que proporcionan seguridad y confianza a las familias en un modelo educativo claramente constatado.
  • Más de 50 años de innovación para buscar soluciones eficaces a los retos que plantea la enseñanza en el siglo XXI.

En Mater Salvatoris, lo mejor de la experiencia y la tradición de un estilo educativo basado en la concepción del humanismo cristiano, se une a una innovación constante para mejorar la calidad del proceso educativo, en campos tan importantes como los idiomas, el aprendizaje por proyectos  o la integración de las nuevas tecnologías.

El juego beneficia a los niños dándoles oportunidades para que aprendan quiénes son, el alcance de lo que pueden hacer y cómo se pueden relacionar con el mundo de su alrededor.

La actividad lúdica a través del juego favorece el aprendizaje infantil. Por este motivo, en el colegio Mater Salvatoris existe la clase específica de “Juegos”, con diferentes tipos de actividades:

  • Juegos de psicomotricidad: Juegos encaminados a desarrollar la psicomotricidad fina, muy importante para conseguir precisión en el trazo.
  • Juegos sensoriales: Actividades de discriminación visual, auditiva, táctil… encaminadas a la estimulación de los cinco sentidos, de suma importancia para que las niñas se den cuenta de que cada uno de los sentidos ayuda a conocer todo lo que nos rodea.
  • Juegos cognitivos: Actividades que desarrollan capacidades intelectuales como la atención, la memoria, la lógica o la imaginación.

 

Creatividad, sensibilidad, autoestima, imaginación, originalidad… Mientras las niñas están dibujando, como decía Judy Burton, “se convierten en vehículo de nuevas percepciones, pensamientos y sentimientos, aumentando su conciencia”.

El arte:

  • Nos ayuda a crear un espacio interior y a entender lo que nos sucede en la vida.
  • Nos prepara para enfrentarnos a lo desconocido.
  • Permite que las niñas puedan expresar libremente cómo se sienten y cómo ven la realidad que las rodea sin ninguna limitación.

 

El colegio Mater Salvatoris da gran importancia a la formación artística, como puede verse en el desarrollo del proyecto propio de Educación Plástica en Primaria.

Su objetivo principal es el desarrollo de la capacidad visual, la imaginación, la agilidad manual y la utilización de la plástica como un medio más de expresión y de comunicación.

La metodología empleada busca estimular el pensamiento crítico y la creatividad infantil. Es una capacidad muy especial, pues es la forma que tiene un niño de concebir la realidad y su entorno es muy diferente a la del adulto.

El punto de partida  es el aprendizaje sobre el diálogo con las obras. Para ello, se ha elegido cuidadosamente artistas como Paul Klee, Kandinsky, Mondrian, Picasso o Monet, cuya estética resulta llamativa, tanto por los colores como por los temas empleados. Se facilita que las alumnas entablen una conversación en torno al cuadro: hablan de lo que ven y de sus intuiciones iniciales, y después reflexionan sobre sus propias impresiones.

PROJECT-BASED LEARNING 

Una de las grandes innovaciones del proyecto académico del colegio Mater Salvatoris es la implantación de una nueva metodología que complementa las clases tradicionales. Es el Aprendizaje Basado en Proyectos o Project-Based Learning (PBL), una estrategia educativa ha sido muy efectiva en todo el mundo a la hora de lograr que los estudiantes consigan un aprendizaje significativo.

La clave para el éxito de una educación con PBL es, por una parte, posibilitar que las alumnas se involucren en actividades auténticas con situaciones de la vida real y, por otra, construir su conocimiento y profundizar en el aprendizaje mediante el trabajo en equipo.

Las alumnas que trabajan mediante PBL aprenden a valorar las diferencias al escuchar y trabajar conjuntamente, así como a emplear diferentes estrategias para solucionar problemas utilizando su pensamiento crítico. Mediante la investigación para contestar una pregunta esencial, las alumnas desarrollan las llamadas Destrezas del siglo 21:

  • Autodirección o autonomía.
  • Trabajo en equipo.
  • Comunicación.
  • Creatividad.
  • Pensamiento crítico.
  • Tecnología.
  • Entendimiento multicultural.

En definitiva, que sea la alumna la que construya su propio conocimiento a partir de su trabajo e investigación, bajo la guía atenta de un profesor.

USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL APRENDIZAJE

Nuestras alumnas son nativos digitales, han nacido en una sociedad en la que la tecnología forma parte esencial de su existencia. Por ello, es fundamental que esté presente en el ámbito académico, igual que en el resto de su vida cotidiana.

La presencia de las nuevas tecnologías en el proyecto educativo del Colegio hace que el proceso enseñanza-aprendizaje se convierta en una experiencia más atractiva y personal para las alumnas, llegando a ser las verdaderas protagonistas de este método.

No nos es ajeno el cambio que se ha producido en la sociedad en los últimos tiempos. Cambio producido precisamente por el avance tecnológico. Nos encontramos en un mundo en el que ya no es necesario viajar para hablar con una persona que está a miles de kilómetros. Ya no es necesario aprender una cantidad enorme de datos que tenemos almacenados en el ordenador, en un disco duro o mejor, en la nube; damos a un click y obtenemos información de lo que queremos en cualquier parte del mundo o sin movernos de nuestra casa o despacho. Nuestra habilidad estará en cómo manejamos esos datos o esa información. Es decir, tenemos que desarrollar otras destrezas.

Hoy día se trabaja en equipo, se estudian y analizan rápidamente datos y situaciones para llegar a unas conclusiones conjuntas.

El colegio Mater Salvatoris quiere preparar a sus alumnas para enfrentarse a la sociedad que les toca vivir. Que adquieran los rasgos y características propios de los estudiantes del siglo XXI. Que sean reflexivas, críticas, que construyan su propio conocimiento, que aprendan a trabajar en equipo y sean resolutivas. En definitiva, que sean capaces de resolver las situaciones que se encuentren.

Para conseguir estos objetivos el Colegio se apoya en la tecnología. No se trata solo de ser multimedia, sino de saber utilizar todas las herramientas posibles para que las alumnas en grupo o individualmente, sean capaces de resolver distintas situaciones y aprender construyendo su propio su conocimiento.

Para todo ello el Mater Salvatoris ha convertido el aula de informática en el centro de Destrezas siglo 21. Cuenta con equipos que favorecerán este proceso de aprendizaje, ordenadores de última generación y portátiles, para que se puedan sacar del aula y llevar a cualquier ámbito del colegio, tabletas y pizarras digitales.

El Colegio está seguro de que es un buen camino para aprender y para entender este mundo en cambio, pero sin olvidar que hay cosas que no se pueden cambiar. Hay que seguir fortaleciendo los valores, exigiendo y valorando el esfuerzo y método de tradicional de aprendizaje.

“El que sabe pensar, pero no sabe expresar lo que piensa, está en el mismo nivel del que no sabe pensar” (Pericles).

Pensar y expresar las propias ideas con claridad, efectividad y soltura, tanto en conversaciones familiares como ante grupos más numerosos, es una de las habilidades más preciadas para un ser humano.

No cabe duda de que la capacidad de liderazgo está muy unida al dominio del arte de la elocuencia: persuadir, enseñar, conmover, agradar… son habilidades esenciales en todas las esferas de la vida.

Como cualquier otra facultad del hombre, el dominio de la expresión oral requiere cultivo y educación.

Trabajar la comunicación ayuda a vencer inseguridades y a reforzar la autoestima; potencia las relaciones interpersonales y permite desarrollar la inteligencia emocional.

Por este motivo, el colegio Mater Salvatoris forma a sus alumnas en el arte de la Oratoria a través de talleres, exposiciones o debates, para que aprendan a superar el miedo a habar en público y descubran que no es algo imposible o inalcanzable.